Calidad y diversidad en la programación televisiva

18 abril 2009

La calidad en televisión es un concepto muy amplio, heterogéneo y lo suficientemente genérico como para abarcar numerosas propuestas. La noción de calidad se presta a valoraciones subjetivas y a disparidad de criterios profesionales y técnicos, por lo que la unanimidad resulta difícil. La mayoría de los estudios sobre calidad cuentan con una nota en común: el sistema televisivo debe ofrecer una amplia variedad de programas, que sustente la diversidad en cuanto a géneros, contenidos, estilos, pluralidad de opiniones y puntos de vista. La diversidad no es un criterio tan subjetivo como otros, y resulta posible definirla con mayor precisión. Aunque los primeros estudios acerca de la diversidad en la programación datan de los años setenta, hasta los noventa no existe un análisis sistemático al respecto.

quality-tvLitman concibe la diversidad como producto de los factores económicos, mediante la relación entre la oferta y la demanda. Según este autor, si las televisiones promueven la diversidad desde la oferta, sin tener en cuenta la demanda del público, la diversidad en la programación disminuirá a medio plazo. Litman menciona varios elementos que influyen en la calidad de la oferta:
-Las posibilidades de la tecnología que permite crear canales adicionales.
-La convergencia entre distintas tecnologías.
-La liberación del marco jurídico y político, que aumenta las licencias para nuevos canales.
-El coste de producción de los programas, que repercute en la calidad.
-La competencia y la entrada de distintos actores en el sistema televisivo: un alto grado de competencia puede favorecer la homogeneización de los contenidos.
-La concentración de la propiedad puede ser otro factor que reduzca la diversidad.

Un equipo de investigación liderado por la empresa nacional de televisión pública japonesa (NHK) realizó un análisis comparativo de la oferta de las televisiones en cinco países. Este estudio establece el grado de diversidad más alto en Gran Bretaña, seguida por Suecia, Japón y Canadá, y Estados Unidos con el grado inferior. Este análisis señala que la frecuencia del género dramático actúa como contrapeso de la diversidad; donde el género dramático es más escaso, como Inglaterra y Japón, la diversidad es alta; en Estados Unidos, donde su frecuencia es mayor, la diversidad disminuye. En general se encontró menos diversidad en los horarios de mayor audiencia, salvo en Suecia, donde no existen diferencias significativas entre los horarios estelares y los del resto del día.

la-dos-noticias La televisión es un fenómeno global en su producción, intercambio  y consumo. Hujanen plantea la hipótesis de que la televisión europea se está “americanizando”, como resultado de un incremento en la comercialización y en la competencia, y la adopción de prácticas características del modelo norteamericano. El valor básico de la programación europea, de acuerdo con Hunajen, se formula en el eslogan “algo para cada uno”, que puede interpretarse como la expresión del pluralismo. En términos de identidad cultural, algunos géneros tienen un valor más específico. Las series de ficción construyen un mundo que se ajusta a determinadas situaciones sociales y reflejan la identidad del país, de forma que la audiencia pueda sintonizar. En los informativos, las diferencias entre las culturas nacionales son más acentuadas.
La situación en otros sistemas televisivos, como en la mayoría de América Latina, es bien distinta. De acuerdo con el estudio de Lozano sobre el sistema televisivo en México, se observa que las importaciones de programas proceden casi exclusivamente de Estados Unidos. La investigación de flujos de programación realizada por Lozano, muestra que los macrogéneros ficción e información conforman frecuentemente más del 50 por ciento de la oferta televisiva, con énfasis del primero en las horas de mayor audiencia. En la televisión en abierto, destaca la mayor presencia de contenido de entretenimiento estadounidense sobre el resto de formatos, de modo especial en los largometrajes.

lost-season-4
Aunque la diversidad por sí sola no asegura la calidad, sí permite la variedad en el conjunto de la oferta televisiva. Por ello, los estándares de calidad según la diversidad en la programación televisiva pueden valorarse según los siguientes parámetros: el número de géneros distintos que se ofertan, el número de programas disponibles, las alternativas en una misma franja horaria, el impacto de un nuevo programa, el contraste entre la programación horizontal y vertical, y los valores culturales presentes en cada género.


Integración de redacciones: Austria, Alemania y España

8 abril 2009

 

En el escenario de las empresas de comunicación, los procesos de convergencia implantados por un buen número de medios en toda Europa, suscitan algunas incógnitas acerca del futuro del periodismo. El término “convergencia”  alude a la difuminación de las fronteras entre las comunicaciones móviles y fijas: radiotelevisión, telecomunicaciones e informática. En periodismo, se aplica a los desarrollos tecnológicos, tales como la integración del vídeo en internet, la promoción conjunta de contenidos o las fusiones de empresas de comunicación. Los procesos de convergencia periodística no son nuevos ni exclusivos de internet: numerosos avances tecnológicos en los últimos años han desembocado en la integración de productos y servicios que antes se encontraban separados.
Sobre este asunto, un grupo de investigadores de tres países acabamos de publicar un artículo en Journalism Practice: “Newsroom Integration in Austria, Spain and Germany. Models of Media Convergence”. En él analizamos varios casos de empresas que elaboran contenidos para múltiples medios: prensa, radio, televisión e internet. Durante año y medio, hemos estudiado los cambios en las prácticas periodísticas y el flujo de trabajo en las redacciones de seis empresas de comunicación en tres países: Österreich y Der Standard en Austria; La Verdad Multimedia y El Mundo en España; y los grupos Die Welt/Morgenpost y Hessische/Niedersächsische Allgemeine en Alemania.

Un aspecto de la redacción multimedia del diario austríaco Österreich (Foto del autor)

Un aspecto de la redacción multimedia del diario austríaco Österreich (Foto del autor)

En este trabajo recogemos una matriz con numerosos descriptores de convergencia, que abarcan el enfoque del proyecto empresarial, la gestión de la redacción, las prácticas periodísticas y la organización del trabajo. En las conclusiones, planteamos la existencia de tres modelos diferentes de convergencia periodística: la integración plena, la colaboración entre redacciones y la coordinación de soportes aislados, cada uno con sus propios rasgos. Aunque ninguno de estos modelos existe de modo pleno ni ninguna de las empresas analizadas cumple totalmente los requisitos de cada uno, creemos que las distintas experiencias de integración ofrecen indicadores de cómo está transformándose la práctica del periodismo en Europa.

Referencia: García Avilés, José A.; Meier, Klaus; Kaltenbrunner, Andy; Carvajal, Miguel y Kraus, Daniela (2009) “Newsroom Integration in Austria, Spain and Germany. Models of Media Convergence”, Journalism Practice, Vol. 3, No. 3, pp.1-19. Si algún lector quiere conseguir una copia del artículo, puede solicitármela personalmente.


Sensacionalismo en la BBC

6 abril 2009

Acabo de ver un vídeo con el que la BBC promociona su servicio de noticias en la web. Me parece sencillamente lamentable. Además, porque proviene de un medio que considero referente de calidad en el periodismo, me produce especial estupor. ¿Cómo han podido llegar a promocionarse de este modo? Júzguenlo ustedes:

Nota: Andrea confirma mis sospechas: la promo no está producida por BBC News, sino fabricada por un bromista… Otra muestra de la escasa fiabilidad de lo que a uno le pasan en internet…


1000Journals -la película: “Esto es un experimento y tú eres parte de él”

3 abril 2009

Belén y Andrea se encontraron un día de enero del 2009 en la Red. Belén, una joven analista de contenidos de C4E en España, leía la revista americana “Communication Arts”. En la última página se hablaba del 1000 journals film, un documental realizado por Andrea Kreuzhage, una realizadora norteamericana afincada en LA, que contaba un experimento creativo puesto en marcha en San Francisco en el año 2000.

Una muestra del contenido de algunos diarios

Una muestra del contenido de algunos diarios

Aquel año, un tal Someguy – de profesión diseñador, profesor y presidente del AIGA de la ciudad del Golden Gate-, decidió poner en marcha un experimento para demostrar que todos somos co-creadores y creativos. Con la ayuda del correo postal primero, y de la Red después, Someguy llegó a repartir 1000 libretas en blanco por todo el mundo, invitando a quien las recibiera a hacer su propia aportación creativa. Personas de Londres, NYC, Marsella, Nueva Zelanda, Montreal, Melbourne, Ámsterdam o Alaska comenzaron a conectar entre sí, intercambiando historias, miedos, sueños, esperanzas y fracasos, anécdotas, poemas, diseños y recortes de todo tipo.

Pasaron meses. Años. Las libretas fueron de mano en mano. Algunas libretas se perdieron. La nº 114 la están buscando por todo Melbourne. Un tal Andy participó en ella, y murió poco después trágicamente en un accidente de tráfico. La vieron por última vez en Beaufort, Victoria, pero todavía no han logrado encontrarla. Son historias reales, como la de la primera libreta que llegó de vuelta a San Francisco, al buzón de Someguy. Algunas de ellas puedes verlas aquí. Pero, ¿qué pasó con las otras 999?

Andrea Kreuzhage ha dirigido un brillante y conmovedor documental

Andrea Kreuzhage ha dirigido un brillante y conmovedor documental

Cuando Andrea Kreuzhage, directora de la película,  se enteró del proyecto, decidió hacer un documental, un testimonio visual de este particular viaje lleno de relatos, sorpresas e interesantes paradojas sobre la Red, la creatividad, la confianza y los miedos de la sociedad actual.

En la web de la película, se anunciaban festivales y estrenos en toda Europa. Pero ninguno previsto para España. Por eso, Belén le escribió a Andrea. Quería ver la película. Aquél día de enero, Andrea contestó: “Querida Belén. Muchísimas gracias por tu comentario. Qué animante. Nuestro distribuidor internacional está trabajando en ello, esperamos poder estar muy pronto en España. En países como Italia, los pases se están organizando sobre todo en cines alternativos, museos, centros culturales y universidades. Por favor, si tienes alguna sugerencia al respecto, no dejes de contármela. Feliz 2009. Besos. Andrea”.

1000journals_poster_175

Tras su estreno en la Universidad Miguel Hernández hace unos días, la película ha comenzado ya a circular por universidades, centros culturales, museos y empresas en España, interesadas en participar en este experimento de comunicación transversal, libre, interactiva y original. En el marco de su agenda cultural, la Fnac de Alicante tiene también previsto un pase el próximo 9 de abril. En la web del documental verás cómo puedes lanzar una libreta propia dentro del marco del proyecto. ¿Te apuntas?

 


De la TV a la Historia (y viceversa)

11 marzo 2009

José Carlos Rueda Laffond, Carlota Coronado Ruiz y Raquel Sánchez García son profesores de la Universidad Complutense de Madrid, e investigadores en el Proyecto “La mirada televisiva, 1977-2009”, financiado por esta Universidad y la Comunidad Autónoma de Madrid. En la actualidad están desarrollando una investigación sobre la representación histórica en televisión. Esta reflexión forma parte de esa línea de investigación .

En España, las producciones históricas más reconocibles como tales –es decir, los documentales de montaje de corte divulgativo- suelen mimetizarse en las parrillas televisivas generalistas, alejándose del prime-time y de las horas de saturación publicitaria. En la actualidad, por ejemplo, el reino del documental pedagógico –La 2- emite productos de estas características los domingos en la sobremesa. Su cuota de pantalla es irrisoria, pero su mera presencia ayuda a fundamentar la identidad referencial de la cadena como servicio público, o sea, como plataforma cultural legitimada. Pero también existen excepciones. La serie de Elías Andrés y Victoria Prego, La Transición fue inicialmente emitida, casi a hurtadillas, en las noches de domingo del somnoliento mes de agosto de 1995.

los-80

Sin embargo, este producto gozó de audiencias elevadas. En otros casos se han producido dinámicas de arrastre, como consecuencia de fórmulas probadas de éxito. La serie de Boca Boca Los 80, emitida por Telecinco en 2004, trabajó variantes alternativas a Cuéntame cómo pasó, del Grupo Ganga. Y ésta, a su vez, se inspiraba en una de las realizaciones pioneras en tratar la memoria nostálgica de la generación del baby boom (la norteamericana The Wonder Years). El formato asumido en Los 80 era equiparable al de Cuéntame, al igual que muchos de sus estándares de producción. La clave consistía en trasladar al escenario de la movida madrileña una red de puntos de fijación que los Alcántara personificaban entre los felices sesenta y los dubitativos setenta. Sin embargo, la apuesta de Telecinco fracasó. Cuéntame ha conseguido, en cambio, llegar hasta el año 1977, un período histórico luminoso, aunque aquella fecha –la de los Pactos de la Moncloa- fuese también la de una durísima crisis económica y social. Este es el mismo año elegido para situar las tramas de La chica de ayer, que emitirá Antena 3, con una focalización más interesada por el thriller policial que por la crónica costumbrista de barrio. Esta producción bebe en la exitosa Life on Mars británica, que, a su vez, va a dejar de emitirse en su versión adaptada por la cadena estadounidense ABC (en este caso, los derechos de emisión para España los posee Cuatro), a la vista de sus malos resultados de audiencia.

cuentame1909061

Una de las series que más insistentemente ha evocado, desde la intemporalidad, el paso del tiempo y la omnipresencia cultural de la televisión (Los Simpson, claro) mantiene unos índices de aceptación media sorprendentes. Y ello, a pesar de la reemisión de sus temporadas en España durante años y años. En una ocasión, Marge preguntó a Homer qué le había hecho al coche, que antes funcionaba. “¡Antes! ¡Antes! ¡Vives en el pasado, Marge!” fue su airada respuesta. El share diario de Los Simpson roza al de Amar en tiempo revueltos, la telenovela-río de TVE1 que se basa en vivir del pasado, proponiendo una recreación a pequeña escala de la vida cotidiana en ese franquismo de transición que fueron los años cincuenta. También bebiendo del pasado, la acumulación nostálgica propuesta por TVE1 en la primera emisión de Los mejores años obtuvo un share del 19´3, y una audiencia de casi tres millones y medio de espectadores, siendo el espacio más visto en su jornada de estreno.

El sistema televisivo permite que los programas de ambientación histórica se sitúen en una bisectriz que, como señala Robin Nelson, oscila entre lo local, lo regional, lo nacional y lo global. El pulgar del televidente –o sea, que vaya hacia arriba o hacia abajo- es parte crucial en este mercado de localismos e intercambios televisivos. Otra cosa es prever cuál será la dirección del dedo en el mando a distancia. Cualquier ejercicio de prospectiva está dominado por variables a veces imponderables, como son el acierto temático, la conveniente adecuación de los códigos estilísticos y semánticos, la eficacia actoral, el combinado entre asimilación y originalidad, o la capacidad ofensiva/defensiva frente a la competencia. A todo ello hay que añadir cuál es el clima hegemónico reinante en los mapas de significación que manejan los espectadores.


I Premio de Reportajes Ricardo Ortega

2 marzo 2009

cartel_rortega1

Me parece un premio necesario en los tiempos que corren. En la Facultad donde trabajo nos preocupa la formación de los futuros periodistas, por lo que hemos organizado esta pequeña iniciativa, con el deseo de que sirva para fomentar buenas historias y la excelencia periodística.   Éste es el texto de la convocatoria:

“Durante estos últimos años la industria de la comunicación y la prensa en especial vive una crisis sin precedentes. Despidos masivos, cierres, recortes de gastos, descensos de audiencia y publicidad…
Tampoco faltan los oportunistas, profetas de la columna y gurús sin fundamento que han aprovechado la coyuntura para levantar el acta de defunción de la profesión. Y el periodismo no ha muerto. Quizá algunas cosas cambien por esta crisis, pero los valores esenciales del periodismo vivirán. Esos valores que periodistas como Ricardo Ortega han encarnado. ¿Qué tipo de periodista debería informar a la sociedad si las cabeceras, las oficinas, las empresas y sus cuentas de resultados desaparecieran? Aquellos que se juegan su propia vida por el compromiso de informar, aquellos que se quedan a solas frente a los hechos, sin el escudo de una marca, un logotipo o una cuenta de resultados.

Así vivió y así trabajó Ricardo Ortega, periodista y corresponsal de Antena 3. Murió asesinado en un tiroteo el 7 de marzo de 2004 mientras informaba sobre la crisis política en Haití. Tenía 37 años. Como corresponsal –ocho años en Moscú y cinco en Nueva York– cubrió, entre otros, los conflictos en Chechenia, Afganistán y Sarajevo. Sus compañeros le recuerdan como un hombre valiente, honesto y generoso. Con este premio la Universidad Miguel Hernández reivindica el compromiso de Ricardo Ortega con el periodismo, alejado de las trincheras ideológicas y fiel a su responsabilidad con los ciudadanos”.

Más información aquí.


TV móvil: sin modelo de negocio

27 febrero 2009

Se dijo que el año pasado iba a ser el año de la TV móvil, y que eventos como la Eurocopa y los Juegos Olímpicos servirían de gancho para la difusión masiva del vídeo y televisión a través del móvil. Pero aquello no pasó de un tímido intento. Por el contrario, ha llegado la crisis y las expectativas del crecimiento del sector se han evaporado. Aunque no faltan los inasequibles al desaliento. Esta misma semana la consultora QuickPlay Media (que curiosamente participa en el negocio de los móviles) ha difundido un estudio en el que anuncia a bombo y platillo, por si no nos habíamos enterado aún, que “los consumidores están verdaderamente interesados en ver la televisión por el móvil”. Y el informe, con un generoso barniz de relaciones públicas, se extiende como la pólvora en Internet, gracias a esta cultura tan nefasta del “corta y pega”. !Aprendamos a distinguir la información de la propaganda, publicidad y relaciones públicas!

tv-movil3A principios de 2008, los proveedores de televisión en Estados Unidos, crearon un lobby, la Open Mobile Video Coalition (OMVC) que pretende establecer un nuevo estándar universal para la TV móvil que sea capaz de utilizar las señales de todos los operadores. El lobby fue presentado en el CES, el mayor evento internacional de tecnología de consumo. Pero desde entonces no ha habido novedades. Parece que las cadenas norteamericanas tienen ya bastante con afrontar la abrupta transición al apagón analógico.

La supuesta gran ventaja de la televisión en el móvil, respecto a la convencional, (copio de la nota de prensa de una empresa andaluza de TV móvil) “es que no se limita al visionado de programas, sino que ofrece interactividad al telespectador: éste puede tener acceso a mucha información adicional sobre aquello que está viendo, descargarse el vídeo de un gol en un partido de fútbol, ver el videoclip de un grupo musical que aparece en la tele…”. ¿Se acuerdan? Suena igual que el “mantra” con el que a principios de 2000 nos vendían las maravillas de la televisión interactiva. Así nos luce el pelo.

tv-movil-2“La televisión móvil está aún muy lejos de ser viable en alguna parte del mundo”. Se ha atrevido a decirlo en público un tal Michael Keferi, director de la empresa de investigación de tendencias globales CScout Japan (vamos, la competencia directa del Nautilus) en el Foro de la Televisión de Asia celebrado en Singapur. Keferi añade que One Seg, la empresa que lanzó el mayor número de móviles con capacidad para recibir vídeo y TV en Japón, aún está muy lejos de conseguir su objetivo de un modelo de negocio viable en 2011, aunque ya contaba con más de 35 millones de móviles con capacidad de vídeo en el país.

¿Cuántos de ustedes quieren realmente ver televisión en el móvil? ¡Incluso la magia y el espectáculo de un golazo de Messi queda descafeinada en una pantalla tan chiquita! Pero oiga, no olvide usted, se encarga de saturarnos la publicidad del negocio, que “una nueva forma de ver la televisión en el móvil le permite al telespectador profundizar en los contenidos y usarlos para conseguir lo que le interesa: solicitar canales de información meteorológica, enlazar con páginas web relacionadas con el tema, realizar televotaciones…” Bla, bla, bla.