Las revistas del futuro, en la pantalla

12 diciembre 2009

La revista Sports Illustrated de TIME y la empresa The Wonderfactory presentan este prototipo de la revista del futuro. Diseñada para que el usuario acceda a ella en una “Tablet PC”, ofrece un menú muy intuitivo y extremadamente versátil. La revista desaparece y en su lugar encontramos una video publicación orientada al impacto visual y la información de nicho, para un público ávido de estadísticas y vídeos sobre sus equipos favoritos.

En un entorno en el que el papel es cada vez menos demandado, los grandes dinosaurios de las revistas a todo color se reinventan, adoptando un formato audiovisual.  Pero, ¿qué va a pasar ahora con los periodistas de Sports Illustrated? ¿Han de llevar una cámara y adaptar su capacidad de contar historias al lenguaje televisivo?

Si bien se asemeja a la navegación táctil que ofrece el I-Phone, aún no está claro si los consumidores estarán dispuestos a utilizar este nuevo formato de Tablet PC, a un precio no anunciado, pero que se intuye por encima de los 500 dólares. Su lanzamiento está previsto para la primavera de 2010.


TV móvil: sin modelo de negocio

27 febrero 2009

Se dijo que el año pasado iba a ser el año de la TV móvil, y que eventos como la Eurocopa y los Juegos Olímpicos servirían de gancho para la difusión masiva del vídeo y televisión a través del móvil. Pero aquello no pasó de un tímido intento. Por el contrario, ha llegado la crisis y las expectativas del crecimiento del sector se han evaporado. Aunque no faltan los inasequibles al desaliento. Esta misma semana la consultora QuickPlay Media (que curiosamente participa en el negocio de los móviles) ha difundido un estudio en el que anuncia a bombo y platillo, por si no nos habíamos enterado aún, que “los consumidores están verdaderamente interesados en ver la televisión por el móvil”. Y el informe, con un generoso barniz de relaciones públicas, se extiende como la pólvora en Internet, gracias a esta cultura tan nefasta del “corta y pega”. !Aprendamos a distinguir la información de la propaganda, publicidad y relaciones públicas!

tv-movil3A principios de 2008, los proveedores de televisión en Estados Unidos, crearon un lobby, la Open Mobile Video Coalition (OMVC) que pretende establecer un nuevo estándar universal para la TV móvil que sea capaz de utilizar las señales de todos los operadores. El lobby fue presentado en el CES, el mayor evento internacional de tecnología de consumo. Pero desde entonces no ha habido novedades. Parece que las cadenas norteamericanas tienen ya bastante con afrontar la abrupta transición al apagón analógico.

La supuesta gran ventaja de la televisión en el móvil, respecto a la convencional, (copio de la nota de prensa de una empresa andaluza de TV móvil) “es que no se limita al visionado de programas, sino que ofrece interactividad al telespectador: éste puede tener acceso a mucha información adicional sobre aquello que está viendo, descargarse el vídeo de un gol en un partido de fútbol, ver el videoclip de un grupo musical que aparece en la tele…”. ¿Se acuerdan? Suena igual que el “mantra” con el que a principios de 2000 nos vendían las maravillas de la televisión interactiva. Así nos luce el pelo.

tv-movil-2“La televisión móvil está aún muy lejos de ser viable en alguna parte del mundo”. Se ha atrevido a decirlo en público un tal Michael Keferi, director de la empresa de investigación de tendencias globales CScout Japan (vamos, la competencia directa del Nautilus) en el Foro de la Televisión de Asia celebrado en Singapur. Keferi añade que One Seg, la empresa que lanzó el mayor número de móviles con capacidad para recibir vídeo y TV en Japón, aún está muy lejos de conseguir su objetivo de un modelo de negocio viable en 2011, aunque ya contaba con más de 35 millones de móviles con capacidad de vídeo en el país.

¿Cuántos de ustedes quieren realmente ver televisión en el móvil? ¡Incluso la magia y el espectáculo de un golazo de Messi queda descafeinada en una pantalla tan chiquita! Pero oiga, no olvide usted, se encarga de saturarnos la publicidad del negocio, que “una nueva forma de ver la televisión en el móvil le permite al telespectador profundizar en los contenidos y usarlos para conseguir lo que le interesa: solicitar canales de información meteorológica, enlazar con páginas web relacionadas con el tema, realizar televotaciones…” Bla, bla, bla.


Los consumidores no demandan la TV interactiva

17 febrero 2009

La televisión interactiva (TVI) ofrece al espectador una experiencia más intensa, de modo que aquellos que lo deseen puedan interrumpir el flujo principal de un programa, para buscar información adicional o para participar en el mismo, interactuando a través del mando a distancia. De esta forma, los espectadores pueden disponer de una información más acorde con sus gustos y necesidades. Sin embargo, los expertos aseguran que la mayoría de los espectadores no demanda la TVI.

Según The New York Times, los fabricantes de televisiones ahora debaten sobre la conveniencia de que los televisores ofrezcan acceso a internet. No sólo una parte de los servicios limitados que ya ofrecen algunas empresas, sino acceso total, libre de restricciones a todo tipo de contenidos y herramientas. Algunos fabricantes, con el apoyo de Intel, han lanzado ya televisores provistos de chips con capacidad para convertir la pantalla en un ordenador. De acuerdo con Jan Van Bogaert, directivo de Alcatel-Lucent, “los televisores en red proporcionan el mecanismo de conexión entre la pequeña pantalla y el ordenador, ya que permiten la interacción entre todas las aplicaciones del hogar (descarga de música, película, fotos, control de servicios, domótica, programación de grabaciones, etc.)”.

Sin embargo, los representantes de Sony se muestran cautos: “Los consumidores no quieren acceder a internet en sus televisores, sino quieren ver televisión; como mucho, les ofrecemos acceso a vídeos y a algunas aplicaciones sencillas”, afirma Greg Belloni. Algo similar opina Bob Scaglione, directivo de Sharp: “Los consumidores aún no están preparados para acceder al contenido de internet a través de su televisor. Por ahora, lo más importante es ofrecer los contenidos que buscan en televisión, y dejarles navegar en el ordenador”.

El 40% de los espectadores usará el mando a distancia para solicitar más información de cualquier tipo; el 20% navegará por internet mientras ve televisión, y el 25% continuará como espectadores pasivos.

El 40% de los espectadores usará el mando a distancia para solicitar más información; el 20% navegará por internet mientras ve televisión, y el 25% continuará como espectadores pasivos.

Los usuarios asocian la televisión con una experiencia de visionado pasivo, en un entorno relajado. En cambio, el uso de internet requiere una actividad más intensa y activa. También se impone el imperativo económico: lo último que les interesa a las cadenas es perder grandes segmentos de su ya de por sí fragmentada audiencia en su propio terreno: dar facilidades para que en la pausa publicitaria de una serie, por ejemplo, se enganchen a internet y ya no regresen a la serie. Y existe el riesgo de que el acceso a internet permita que los virus dañen el disco duro del televisor o causen serios problemas en su funcionamiento. Imagina si mientras estás viendo un partido de fútbol, el televisor “se cuelga”, como sucede a menudo con el ordenador…

La TVI constituye un canal para la distribución de un amplio abanico de contenidos multimedia, cuyas aplicaciones se adaptan gradualmente a las necesidades de los usuarios. De acuerdo con David Card, analista de la consultora Forrester Research, “la convergencia tiene que ver más con los hábitos y conductas que con el software y el hardware. El tema clave no es si la televisión o el ordenador dominarán en el hogar. El debate realmente está en lo que la gente hará con los aparatos de que dispongan”. Según Card, los consumidores tienen interés en complementar las noticias que reciben en los informativos de TV: El 40% de los espectadores usará el mando a distancia para solicitar más información; el 20% navegará por internet mientras ve televisión, y el 25% continuará como espectadores pasivos.

Los jóvenes, acostumbrados a los videojuegos y a internet, exigen una interactividad cada vez mayor.

Los jóvenes, acostumbrados a los videojuegos y a internet, exigen una interactividad cada vez mayor.

Otros estudios, realizados por Media Metrix y Nielsen Media Research, permiten establecer tres conclusiones principales:
-La mayoría de los usuarios otorgan distintas funciones al ordenador y a la televisión. El ordenador se considera primordialmente un instrumento para obtener información, mientras que la televisión se entiende como un medio de entretenimiento y relajación.
-Gran parte de los datos obtenidos sobre los nuevos medios se contradicen con otros datos cuantitativos de mayor fiabilidad. Estos últimos indican que la mayor parte de los usuarios de PC no han reducido su consumo televisivo de forma significativa y que los jóvenes no han desertado de la televisión.
-Las estimaciones generales sobre el consumo de medios para el conjunto de la población no resultan especialmente útiles en este ámbito, porque se trata de un mercado muy segmentado. Los datos sugieren que se producirá una convergencia entre los usuarios del ordenador y de la televisión, en algunos segmentos, durante periodos concretos.

La TVI, con el vídeo “bajo demanda” como parte básica de su oferta, proporciona una amplia capacidad de actuación al espectador, no sólo al seleccionar las informaciones o servicios, sino también al poder alterar los contenidos. Ello supone un cambio total del modelo televisivo convencional: la conversión de una economía de oferta en una regida por la demanda, la cercanía entre emisor y receptor, conocer los deseos de estos últimos o ceder al espectador la función de programar.

La dimensión interactiva de la televisión digital crece progresivamente, aunque, las cadenas de televisión tardarán en obtener el máximo rendimiento de los recursos interactivos, hasta que un amplio sector de los usuarios cambie su modo de consumir y manejar los contenidos. Sin embargo, las generaciones más jóvenes, acostumbradas a los videojuegos y a internet, exigen una interactividad cada vez mayor. Por ello, según afirma David Docherty, el director de Nuevos Servicios de la BBC, “las plataformas digitales están desarrollando servicios interactivos que permitan al espectador influir en el transcurso de un programa. La capacidad de elección crecerá enormemente conforme entendamos lo que la gente quiere de nosotros en los próximos cinco años”.


CES 2009: TV móvil e integrada con la Web

16 enero 2009

El mayor evento internacional de electrónica de consumo, el CES, cerró sus puertas el pasado 11 de enero. Aunque se ha visto lastrado por la crisis en cuanto a número de exhibidores y visitantes, el CES sigue siendo el referente en cuanto a las novedades del sector.

Según la prensa especializada, los fabricantes y proveedores de tecnología audiovisual concentran sus esfuerzos en tres grandes apuestas: la televisión móvil, la integración entre internet y el televisor y las pantallas de tecnología LED con grandes prestaciones. La televisión que viene, como señala Héctor Milla, “es 3D; flexible de lo fina que es; se maneja con las manos; ecológica pues se apaga si no hay nadie enfrente; táctil para navegar entre todo tipo de contenidos multimedia; conectada a Internet para acceder a los contenidos HD que se crean en la red; en fin, impresionante el cambio cualitativo de la televisión que viene”.

El CES sigue siendo el referente en cuanto a las novedades en el sector audiovisual

El CES sigue siendo el referente en cuanto a las novedades en el sector audiovisual

Una de las conferencias más clarificadoras durante el CES fue la del presidente de Sony, Howard Stringer, que remarcó algunos puntos clave para configurar una experiencia audiovisual que satisfaga a los usuarios. Según Stringer (vídeo), los productos han de interactuar sin problemas entre las distintas plataformas, basarse en los servicios que ofrecen, ser multifuncionales, apoyar las tecnologías abiertas, proporcionar una experiencia compartida, generar nuevas cadenas de valor y ser ecológicos.

Como todos los años, el CES equivale a un gran carrusel de novedades que despiertan el apetito de los consumidores. Aquí seleccionamos algunas de las más interesantes en el ámbito televisivo y periodístico:

La televisión local norteamericana WRAL utiliza una aplicación del iPhone, News Over Wireless y se convierte en el primer canal local de televisión en transmitir vía i-phone. La aplicación permite recibir imágenes de las cámaras de tráfico además de la cobertura informativa en directo.

– En Estados Unidos, 63 emisoras de televisión local van a lanzar televisión digital móvil a corto plazo con estándares abiertos de la Open Mobile Video Coalition. Ello impulsará la emisión e intercambio de contenidos televisivos a través del móvil.

– La web CNN.com Live contará con un sistema de conexión vía Facebook en directo durante la ceremonia de inauguración del presidente Barack Obama el próximo 20 de enero. De esta forma, los usuarios de Facebook podrán comunicarse con sus amigos siguiendo la cobertura de la web de CNN.

– El galardón al mejor dispositivo móvil del CES 2009 ha sido otrogado al Palm Pre, un nuevo teléfono inteligente. El modelo contiene un teclado con barra de avisos, aplicaciones de conexión inalámbrica de alta velocidad y un sistema de sinergias que unifica los programas de Outlook, Google y Facebook, de forma que de un vistazo tengas todo en la pantalla.

– La agencia de noticias Associated Press ha desarrollado dos aplicaciones para el sistema de “Sala de prensa” de Microsoft que pretenden ofrecer “una nueva forma de combinar contenidos informativos originales con servicios interactivos enriquecidos a través de internet”. Una aplicación incluye noticias interactivas y la otra un programa de información continua sobre famosos, bautizado como la “alfombra roja de AP”.

– El servicio de streaming de contenidos audiovisuales Boxee ha añadido nuevos canales como Joost y vídeos de la BBC, con los que refuerza su oferta.

– Destacados fabricantes de televisores anuncian dispositivos que permiten integrar el contenido de internet en el televisor, utilizando servicios de Yahoo, MySpace o Facebook de forma social y participativa. Se encuentran aún en una fase de pruebas, hasta lograr que supere la usabilidad de los móviles y la Web.

– La empresa de tecnología, Eye.Fi presenta una aplicación para conectar la cámara vía Wifi y enviar vídeo a You Tube directamente por internet. Si se añade un pequeño GPS a esta aplicación, los clips de vídeo y las fotografías podrían llevar marcado su origen geográfico conforme se suben a internet.

– Sony ha lanzado la primera cámara digital con un navegador incorporado. Como otras cámaras de fotos, usa Wi-Fi para conectarse a la red, y además, con el navegador, la compacta Cybershot DSC-G3 es muy flexible a la hora de subir fotos a sitios como Flickr y Picasa.

– Los nuevos televisores de Samsung, en la línea Luxia, incorporan pantallas de plasma extraplanas e iluminan mediante el uso de diodos, en vez de los tubos fluorescentes estándar, mientras que los de Sony y LG impresionan por su tecnología LED alta definición e imágenes en 3D, que harán las delicias de los teleespectadores más exigentes.

En definitiva, si hacemos caso a estas tendencias, el espectador tendrá acceso a todo tipo de contenidos a través de su mando, mediante el ordenador, el disco duro o la memoria USB incorporada al televisor. Quizá la vieja promesa de la televisión verdaderamente interactiva no esté tan lejos, después de décadas de experimentos y propuestas que fracasaron comercialmente.


Jóvenes interactivos

13 enero 2009

Un estudio publicado por el Consejo Audiovisual de Navarra examina los jóvenes y el ocio digital. El informe ofrece abundante información sobre cómo se relacionan niños y jóvenes con diversas pantallas: televisión, internet, videojuegos y teléfonos móviles, sin olvidar otras cuestiones, tales como su transformación en consumidores y la influencia de la publicidad.

”Nos encontramos en medio de una revolución tanto tecnológica como cultural, y los niños y jóvenes están a la vanguardia de esta revolución”, afirma Ellen Wartella, de la Markle Foundation, en el prólogo del estudio. Niños y jóvenes de hoy viven en un mundo altamente tecnificado, con un acceso a los dispositivos y a las redes que en muchos casos supera al de sus padres. Ello plantea no pocos retos desde el momento en que los jóvenes se muestran especialmente entusiastas con el uso de estos dispositivos. “La Generación Interactiva frente a un nuevo escenario de comunicación. Retos sociales y educativos” (pdf) ha sido elaborado por los profesores Xavier Bringué, Charo Sádaba y Julián Rodríguez, quienes ofrecen un exhaustivo diagnóstico de la situación y certeras recomendaciones.

Desde el punto de vista educativo, los cambios plantean retos apasionantes: ¿es posible educar a una generación que va a tener que enfrentarse a un mundo que no conocemos? ¿Son la inmediatez, la velocidad, compatibles con la calma y el esfuerzo que requiere la labor educativa? La investigación recoge una extensa encuesta online aplicada a más de 10.000 alumnos, desde los últimos cursos de Primaria hasta 2º de Bachillerato, desde los 10 años hasta los 18.

Entresaco algunas conclusiones que hablan por sí solas:

* La adicción a Internet es una de las grandes preocupaciones de padres y educadores. Y no parece vana: un 55,3% de los encuestados afirma conocer a alguien ‘enganchado’ a la Red. Este dato, sin duda, es relevante porque quiere decir que algún compañero suyo lo está.

* Mientras navegan, a un 32% de los jóvenes sus padres les preguntan ‘qué están haciendo’. El 30% de los padres, si atendemos a las respuestas de sus hijos, ‘echan un vistazo’. Tan solo al 10% le ayudan sus padres mientras navega por la Red. Únicamente en el 7,6% de los casos los padres están en la misma habitación que su hijo mientras navega.

*Cuando se les preguntan sus preferencias entre internet y las demás pantallas, los resultados son: un 37% lo prefiere a la televisión (a ésta, un 30%); el 38% prefiere el móvil a la Red (el 36%). Entre la televisión y los videojuegos, la primera se lleva la palma, con un 53% de las preferencias frente al 30% que escoge los segundos. Y la “batalla” entre la televisión y el móvil, también la gana la primera: un 39% se quedaría en casa viendo la TV antes que hablando por el móvil (un 37%).

*El 76,7% de los hogares cuenta con dos o más televisores. La cifra por sí sola da una idea de la importancia que ha alcanzado este medio de comunicación en la actualidad. El desglose indica que el 36,7% tiene dos televisores, el 27,5% de los hogares cuenta con tres y el 12,5% con cuatro aparatos de televisión.

*¿Dónde están situados todos estos televisores? La mayor parte de ellos en la sala de estar, concretamente así lo dice el 89,3% de las respuestas. La habitación de los padres también es otro lugar común, si nos atenemos a los resultados, pues hay televisores en el 41,5% de ellas. La cocina es otro lugar frecuente: hay un 32,2% de respuestas que así lo afirman. Y otro dato importante: el 22,4% de los chavales declara que tiene televisor en su habitación, y también el 15% de sus hermanos en la suya.

* El consumo de televisión está repartido entre semana y el fin de semana: llama la atención que es la pantalla que más se usa todos los días (tan sólo un 7,3% declara no verla entre semana). Sin embargo, al igual que en los videojuegos, el fin de semana la televisión se consume durante más tiempo, en este caso significativamente más.

* Es llamativo también el dato de si la ven solos o acompañados, porque el 51,4% afirma verla sin compañía alguna. Aunque luego, otros datos vienen a matizar el anterior: casi el 60% la ve con su padre; el 65,5% con su madre, y el 70,5% con algún hermano. También a veces ven la televisión con amigos, concretamente, el 28,7% de ellos.

*También se les preguntó si simultanean ver la televisión con otras actividades. La principal es comer: en el 59,2% de los casos. Un 12,7% dice que hace los deberes acompañado de una televisión mientras duermen o están en la cama, un 19%. Sólo un 6,1% estudia a la vez y un 11,6% mientras navega por internet.

Numerosos investigadores, entre los que destacan Tíscar Lara y Juan Freire, prestan cada vez más atención a cómo los adolescentes usan las nuevas tecnologías y los sistemas de aprendizaje informal. La generación que hoy contemplamos como niños y jóvenes es la primera que ha crecido en un entorno donde las tecnologías de la información y de la comunicación son omnipresentes. Para ellos, las tecnologías interactivas son totalmente naturales y están integradas en la realidad cotidiana. No han sufrido, como los adultos, los procesos de adaptación a la realidad digital, por lo que su orientación a la tecnología es mucho más espontánea y flexible. Son poco conscientes de los problemas que la tecnología resuelve y también de los que genera. Al fin y al cabo, no conciben un mundo sin tecnología.

En muchos casos, la televisión se ha vuelto la niñera de los pequeños, dócil instrumento que entretiene mientras los padres se dedican a otros asuntos. Ya no juegan, ni hablan con los chicos; la cajita mágica se encarga. La convivencia de este grupo de edad con los dispositivos digitales es intensa: los tienen a su disposición y, aun dentro del hogar, la tecnología les permite asomarse a mundos lejanos y desconocidos. Este uso caracteriza a la nueva generación interactiva, con rasgos que la convierten, en algunos aspectos, significativamente diferente a las de sus padres y educadores.


Así será la televisión en 2009

30 diciembre 2008

Ahora que estamos a punto de inaugurar el año, les ofrecemos las predicciones de cómo va a cambiar la tele y qué sorpresas nos deparará el audiovisual en 2009. Les recomendamos que lean estos vaticinios una vez que hayan consumido las uvas y el cava de Nochevieja. ¡Salud!

La web roba miles de espectadores a la tele; la mayoría de ellos son menores de 20 años que en 2009 apenas consumirán televisión.

Declinan los ingresos publicitarios en todas las cadenas.

Las emisoras de televisión apuestan en serio por la web: inversiones, tecnología y programas exclusivos online.

La tele local sigue en crisis: cierran más emisoras.

Todo periodista que tiene algo que decir abre su propio blog.

El apagón analógico agudiza la crisis de la programación tradicional.

A Sofres le sale un competidor como sistema fiable de medición de audiencia.

Triunfan las series de trama social.

El fin de la telerrealidad como la conocemos hasta ahora. No más Gran Hermano.

Las plantillas adelgazan. Los ejecutivos de las cadenas recortan sus sueldos un 10%.

Sardá presenta un gran programa en prime time, al estilo de Jay Leno en la NBC.

Vuelve una versión más ácida de los “muñecos del guiñol”, en otra cadena privada.

Una serie de animación para adolescentes se convierte en una de las referencias de la TDT.

La Primera consolida el liderazgo de audiencia de sus informativos.

Los decorados virtuales se implantan en los informativos y en los magazines.

Cierran los canales secundarios de dos cadenas autonómicas, siguiendo una nueva política de austeridad.

Se inventa un software que permite publicar simultáneamente una noticia de última hora en internet, en el móvil, en una alerta de correo electrónico y en un recuadro de la pantalla de televisión.

Fracasa el blue-ray como alternativa al DVD.

El video es el elemento más demandado en las webs de noticias: crece drásticamente el número y la calidad de los vídeos online.

Los periodistas vuelven a preguntar en las ruedas de prensa; se publican informaciones comprometedoras contra los intereses dominantes en la política y la economía.

Aumentan drásticamente el product placement y la publicidad no convencional en televisión, como fuente alternativa de ingresos.

Triunfa una versión del “Tengo una pregunta para usted”, en la que algunos deportistas y artistas se someten a las preguntas del público.

Una de las grandes presentadoras de magazines ficha por otra cadena de la competencia.

Un programa de viajes se convierte en uno de los grandes éxitos de un canal privado.

Fracasa el intento del gobierno de crear un Consejo Audiovisual Nacional.

Se retira uno de los grandes presentadores de informativos de este país.

Después de ¡Mira quién baila! surge un nuevo espacio de entretenimiento basado en actuaciones musicales de famosos acompañados de jóvenes promesas.

Los microespacios de cinco minutos seducen a los espectadores. Las cadenas se apuntan a esta moda.

Un canal desarrolla una línea de negocio exitosa en un múltiplex de la TDT, a partir de contenidos generados por los usuarios.


Cámara oculta: ¿periodismo o espectáculo?

26 diciembre 2008

En el medio televisivo, algunos reportajes de investigación utilizan la cámara oculta para lograr determinadas informaciones. La semana pasada, el Supremo adelantó el sentido de una condena a Canal 9 por emitir un reportaje elaborado por El Mundo TV. En el reportaje, una mujer que ejercía la naturopatía fue grabada sin ella saberlo por una periodista que se hizo pasar por una paciente. El Tribunal Supremo ha establecido que la difusión en televisión de imágenes captadas con aparatos ocultos de captación de imagen y voz, sin consentimiento del interesado, supone una intromisión ilegítima en la esfera de la intimidad que no está justificada por el ejercicio del derecho a comunicar libremente información.

¿Hasta dónde está justificado el uso de la cámara oculta? Según la asociación profesional Investigative Reporters and Editors, el periodismo de investigación consiste en “informar, mediante el trabajo y la iniciativa propia, sobre asuntos de importancia que algunas personas y organizaciones desean mantener en secreto. Contiene tres elementos básicos: la investigación surge del trabajo del reportero; los hechos que se cubren revisten importancia para el lector o espectador; y alguien intenta evitar que el público tenga conocimiento de esos hechos”.

El uso de la cámara oculta está generando un debate entre los profesionales

El uso de la cámara oculta está generando un debate entre los profesionales

En ocasiones la cámara oculta se emplea como un medio para desvelar unos hechos ocultos o buscar unas pruebas que confirmen una investigación periodística. En otras, en cambio, funciona como un cebo que engancha a la audiencia, pero que dista mucho de ofrecer una investigación relevante. Las televisiones han utilizado cámaras ocultas en los probadores de un centro comercial, en un supermercado o en lugares públicos. Son microcámaras de hasta 10 x 10 cm que graban imágenes de baja calidad, pero alta precisión. Su reducido tamaño permite ocultarlas entre la ropa (en una corbata, en la hebilla de un cinturón, o dentro de un falso walkman). Utilizan una lente gran angular que permite mayor amplitud de campo para que toda la escena quede dentro del cuadro.

El uso de la cámara oculta está generando un debate entre los profesionales. El realizador de TVE Miguel Ángel Nieto considera que algunas producciones con cámara oculta “disfrazan de periodismo de investigación algo que se plantea como espectáculo televisivo y capitalizan la palabra “investigación”. Una de las productoras que emplea de forma habitual la cámara oculta es El Mundo TV (recordarán reportajes como “El escándalo de Miss España” y “La gran mentira del corazón”). Su director, Melchor Miralles, ha expresado su “discrepancia radical” con el criterio del Supremo y ha adelantado que recurrirán la sentencia al Tribunal Constitucional y a instancias judiciales europeas: “es legítimo el uso de la cámara oculta y la ocultación de la identidad del periodista. Prima el derecho a recibir información”. Sin embargo, Rafael Robledo, exdirector de Línea 900 (TVE) muestra sus cautelas: “Utilizamos la cámara oculta sólo con relativa frecuencia, porque soy enemigo de esa forma de conseguir la información. Sólo la usamos ante un delito o una falta grave que justifique el derecho que todo el mundo tiene a saber que le están grabando. La cámara oculta debe ser un medio, no la noticia. Es peligrosa desde un punto de vista ético y no siempre legítima”.

La línea que separa el uso sensacionalista frente al responsable y justificado se vuelve cada vez más tenue. El espectador puede llegar a un nivel de saturación por el uso gratuito de una técnica que puede vulnerar el derecho a la intimidad y al honor. La cámara oculta ha de emplearse restrictivamente, para evitar que se convierta en un recurso para generar audiencia a cualquier precio. En este sentido, los periodistas norteamericanos desde hace años debaten sobre los estándares éticos y profesionales para emplear la cámara oculta. Fruto de este debate, la Society of Professional Journalists plantea dos casos extremos:

La cámara oculta ha de emplearse restrictivamente

La cámara oculta ha de emplearse restrictivamente

a) El uso justificado de la cámara oculta, caracterizado por los siguientes rasgos:
– En cuanto al objeto: La información obtenida es de enorme importancia e interés público; afecta a un amplio número de personas y elevadas sumas de dinero, o puede generar graves consecuencias.
– En cuanto al modo: Se agotan las alternativas para lograr la información y los periodistas están dispuestos a revelar al público las razones que justifican emplear la cámara oculta. Se adopta un proceso serio de reflexión en la toma de decisiones.
– Se exige la supervisión del director de informativos antes de iniciar cualquier grabación de este género. El daño previsible de la información que se emite debe superar cualquier daño causado al violar la intimidad de las personas grabadas con cámara oculta. Por ejemplo, en el caso de un reportaje sobre una clínica falsa, en la que los médicos estafaban a los pacientes, el productor utilizó considerable tiempo y dedicación para superar las dificultades técnicas y legales, y mostrar así la envergadura del escándalo.

b) El uso injustificado:
– Por su objeto: la cámara oculta se usa para grabar asuntos triviales, sin un motivo proporcionado. Previamente, no se emplean medios alternativos para recabar esa información.
– Por el modo: se graba a la ligera, sin las precauciones debidas y se actúa sin respetar la intimidad o la vida privada. Tampoco se informa a la audiencia sobre las circunstancias de la grabación.
– Por el lugar: se graba en un lugar privado, por lo que se quebranta el derecho a la intimidad.

En el fondo, lo que está en juego es la credibilidad de los servicios informativos y las productoras que realizan este tipo de reportajes. La misión del periodista no equivale a la del espía ni detective, aunque en ocasiones use algunas técnicas utilizadas en estos oficios. Ocultar la identidad periodística presupone engañar a alguien y la sociedad exige un precio por ello.