Así será la televisión en 2009

30 diciembre 2008

Ahora que estamos a punto de inaugurar el año, les ofrecemos las predicciones de cómo va a cambiar la tele y qué sorpresas nos deparará el audiovisual en 2009. Les recomendamos que lean estos vaticinios una vez que hayan consumido las uvas y el cava de Nochevieja. ¡Salud!

La web roba miles de espectadores a la tele; la mayoría de ellos son menores de 20 años que en 2009 apenas consumirán televisión.

Declinan los ingresos publicitarios en todas las cadenas.

Las emisoras de televisión apuestan en serio por la web: inversiones, tecnología y programas exclusivos online.

La tele local sigue en crisis: cierran más emisoras.

Todo periodista que tiene algo que decir abre su propio blog.

El apagón analógico agudiza la crisis de la programación tradicional.

A Sofres le sale un competidor como sistema fiable de medición de audiencia.

Triunfan las series de trama social.

El fin de la telerrealidad como la conocemos hasta ahora. No más Gran Hermano.

Las plantillas adelgazan. Los ejecutivos de las cadenas recortan sus sueldos un 10%.

Sardá presenta un gran programa en prime time, al estilo de Jay Leno en la NBC.

Vuelve una versión más ácida de los “muñecos del guiñol”, en otra cadena privada.

Una serie de animación para adolescentes se convierte en una de las referencias de la TDT.

La Primera consolida el liderazgo de audiencia de sus informativos.

Los decorados virtuales se implantan en los informativos y en los magazines.

Cierran los canales secundarios de dos cadenas autonómicas, siguiendo una nueva política de austeridad.

Se inventa un software que permite publicar simultáneamente una noticia de última hora en internet, en el móvil, en una alerta de correo electrónico y en un recuadro de la pantalla de televisión.

Fracasa el blue-ray como alternativa al DVD.

El video es el elemento más demandado en las webs de noticias: crece drásticamente el número y la calidad de los vídeos online.

Los periodistas vuelven a preguntar en las ruedas de prensa; se publican informaciones comprometedoras contra los intereses dominantes en la política y la economía.

Aumentan drásticamente el product placement y la publicidad no convencional en televisión, como fuente alternativa de ingresos.

Triunfa una versión del “Tengo una pregunta para usted”, en la que algunos deportistas y artistas se someten a las preguntas del público.

Una de las grandes presentadoras de magazines ficha por otra cadena de la competencia.

Un programa de viajes se convierte en uno de los grandes éxitos de un canal privado.

Fracasa el intento del gobierno de crear un Consejo Audiovisual Nacional.

Se retira uno de los grandes presentadores de informativos de este país.

Después de ¡Mira quién baila! surge un nuevo espacio de entretenimiento basado en actuaciones musicales de famosos acompañados de jóvenes promesas.

Los microespacios de cinco minutos seducen a los espectadores. Las cadenas se apuntan a esta moda.

Un canal desarrolla una línea de negocio exitosa en un múltiplex de la TDT, a partir de contenidos generados por los usuarios.


La tele, ese ubicuo objeto del deseo

22 diciembre 2008
¡FELIZ NAVIDAD!

Desde este submarino, queridos lectores, no queremos pasar por alto estas fechas y os deseamos una FELIZ NAVIDAD. Que el 2009 venga lleno de paz, amor y verdadera felicidad, esa que no se consigue con sucedáneos, la que importa al fin y al cabo. Afortunadamente hay vida más allá de la televisión. Pero ese aparatito se cuela en nuestra existencia y ocupa cada vez más tiempo y espacio: en 2008, cada español ha consumido 320 minutos diarios de “soma catódico”, como decía Neil Postman. Lo curioso es que, pese a la tan cacareada “muerte de la televisión”, la pantalla invade los lugares más curiosos. Vean esta colección de fotos para comprobarlo. Si consigues alguna foto igualmente chocante o inverosímil, envíanosla y nos encargaremos de publicarla próximamente.
Lo dicho, FELICES FIESTAS, aunque en El Nautilus no hay tregua: seguiremos informando durante los próximos días.

Muchos toman esos minutos en el cuarto de baño para distenderse y por ello no dudan en contar con un televisor. La bañera TV Cosmo B-DV003 cuenta con una pantalla LCD de 17 pulgadas integrada y a prueba de agua, mando a distancia, entrada de vídeo y panel de control sensible al tacto. Además, posee una serie de luces subacuáticas, radio FM, ducha de mano, sensor de nivel de agua y una almohadilla para apoyar más cómodamente la cabeza. ¿Su precio? 3.500 euros.

Si en las casas antiguas la chimenea era el centro de reunión no podemos negar que hoy día, en la mayoría de nuestros salones el televisor es el punto central alrededor del cual gira el resto de la decoración. Prueba de ello es este mueble italiano diseñado por Bruno Fattorini que, en lugar de ocultarlo como se intenta en ocasiones, lo que hace es integrarlo y enfatizar su presencia de una manera innovadora.

Sin dejar de ser innovadores, otros buscan una decoración más clásica. Una variante de la anterior consiste en realzar el aparato con un marco elegante y convertirlo en una obra de arte. Se fabrican en tres tamaños, para 37”, 42” y 50”, que cuestan entre 399 y 499 euros.

Claro que si te gusta montar a caballo y no puedes dejar de ver tu programa favorito, siempre puedes adquirir esta pantalla plana LCD especial para exteriores.

Aunque quizá la solución sea el TV Watch, una pequeña televisión como reloj de muñeca que posee una pantalla TFT de 1.5’’ y funciona a través de la carga de las baterías (4 pilas AA) en unas 3 horas, con una autonomía de 1 hora (funcionando la televisión). Su precio: alrededor de 185 euros.

Algunas gasolineras de Miami han instalado pantallas de televisión en los surtidores para que los clientes vean algún programa mientras repostan. ¡A estos norteamericanos no les gusta perderse ni un minuto!

Una campaña curiosa es la que han lanzado los centros comerciales situados en el campus de la Ohio State University: han instalado pantallas de televisión en el suelo de las tiendas, con objeto de que los jóvenes puedan seguir sus programas favoritos al tiempo que van de compras.

Aunque lo último rompedora en publicidad es la campaña del fabricante de desodorantes Right Guard; utiliza modelos que visten unas camisas con monitores de televisión en los sobacos. Decenas de modelos recorrieron la semana pasada las calles de Londres de esta guisa, para desconcierto de los viandantes…

De momento, para terminar, sepan que la pantalla exterior más grande del planeta se halla en el centro de Pekín. La llamada Skyscreen mide 250 metros de largo y 30 metros de ancho, y ha costado 30 millones de euros. Se utiliza para emitir conciertos, anuncios y programas en directo. Incluso tiene una sección donde los turistas pueden poner sus propias imágenes… Ver para creer.


Mil investigadores hablan sobre comunicación (y TV) en Barcelona

28 noviembre 2008

Este no es un blog académico. Y seguramente, querido lector, no te concierna especialmente el trabajo de los profesores universitarios. Pero hoy El Nautilus quiere darte a conocer la “experiencia ECREA” que estos días vivimos en Barcelona, donde más de mil investigadores de toda Europa intercambian ideas sobre los diversos ámbitos relacionados con los medios de comunicación. Un paseo por algunos asuntos relacionados con los cambios que experimenta la producción y el consumo televisivo quizá despierte tu interés. ECREA nació hace poco más de seis años con el propósito de establecer una red de investigadores acerca de la comunicación que aglutinara a las universidades europeas. Su puesta de largo ha sido este Congreso, que desde el miércoles 26 de noviembre acoge a investigadores de 37 países.

Si tuviéramos que juzgar el nivel de un congreso por la calidad de su comida y la idoneidad del entorno, ECREA se llevaría un diez. El Centro de Convenciones Internacional de Barcelona es un escenario impresionante, que recoge lo mejor de la capital a pie del puerto reformado y el servicio de catering contratado por los organizadores del Congreso –la Universidad Autónoma de Barcelona y su Instituto de la Comunicación– ofrecía todo de tipo de exquisiteces que no conviene relatar aquí. En la inauguración, un pletórico Joan Manuel Tresserras, “Minister of Culture and the Media for the Autonomous Government of Catalonia” ensalzó en catalán las virtudes de Catalonia.

Uno hace congreso en los pasillos, saluda a los colegas a los que hace tiempo que no ve y a los que quizá está cansado de ver todos los días. Y uno selecciona aquellas ponencias y mesas redondas donde, según el programa primorosamente editado, se abordarán los temas que le conciernen. Así, hemos conocido el trabajo de una red de investigadores de 21 países, dirigidos por la británica Sonia Livingstone, que trabajan para mejorar las oportunidades de acceso a los contenidos infantiles en internet y el nivel de seguridad y formación para que los niños se beneficien del uso de la Red. La profesora Livingstone ha venido a decir que ya es hora de que los gobiernos acometan en serio este delicado tema, porque está en juego el tipo de sociedad que estamos creando y ha criticado, sin paños calientes ni falsos complejos, la pasividad de los políticos para estimular medidas que fomenten el uso responsable de la red por parte de los más jóvenes.

La catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona, Rosa Franquet, y su equipo, han presentado un análisis de los servicios interactivos en los principales mercados europeos (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España). Sus conclusiones apuntan que la implementación de los servicios de valor añadido tan anunciados todavía está asiendo escasa, y en la mayoría de los casos, aún no se ha aprovechado la oportunidad para situar al televisor en el centro del hogar, para garantizar que los ciudadanos tengan acceso a mayores prestaciones derivadas de la Sociedad de la Información. Es decir, que hasta que no haya un amplio mercado de consumidores, las teles no tienen prisa por invertir y desarrollar nuevos servicios. En esta línea, otra investigación de un equipo de la Universidad de Barcelona con Cilia Willemy otros, explora la llamada Web 2.0 audiovisual, y sus aspectos más prácticos: el uso de videoblogs, RSS y sindicación de contenidos, uso de etiquetas aplicadas a contenidos audiovisuales, vídeo generado por usuarios y nuevas aplicaciones para la edición de vídeo online.

Tampoco faltan las investigaciones sobre determinados géneros, como es el caso de la producción de programas satíricos, que ha estudiado una investigadora danesa, Hanne Bruun. Su trabajo muestra las tendencias y técnicas de producción de los programas equivalentes a los muñecos del guiñol del Plus y el Spitting Image británico, y muestra cómo trabajan los guionistas que elaboran este tipo de historias mordaces muy pegadas a la actualidad diaria. Un investigador belga, Frank Boddin, ha presentado un análisis del documental televisivo, que revela por qué ha disminuido drásticamente la producción y emisión de documentales en las televisiones europeas.

Otras sesiones también han debatido cómo está cambiando el trabajo de los periodistas en las redacciones de televisión, según han explicado Chris Patterson, que ha hablado del modo en que la digitalización ha transformado la producción de noticias a escala global, cómo la irrupción de internet ha motivado que las televisiones busquen reubicar y potenciar las noticias audiovisuales en sus plataformas online, y la investigadora Line Hasall, quien señala la importancia que adquiere el diseño de las nuevas redacciones multimedia, en el caso de las televisiones británicas y danesas.

En fin, que uno aprende mucho en estos congresos en los que se dan a conocer los resultados de investigaciones no siempre alejadas de la cambiante realidad de los medios. Y luego, el ambiente, la cordialidad y el apego de los participantes, propicia que las discusiones sigan en los bares y restaurantes de Barcelona, saboreando la deliciosa gastronomía local. Claro que esa es ya otra historia.


Bienvenidos a bordo

8 septiembre 2008

Odio las presentaciones. Pero hoy, cuando este submarino emerge por primera vez para dar noticias de sus descubrimientos, toca decir algo de uno mismo. No te oculto que este viaje me impone sobremanera porque soy hombre de pocas palabras y eso de salir a la luz y contar lo que uno ve allá abajo no me resulta fácil. Ya llevo bastantes años de travesía en las profundidades, observando el maravilloso mundo catódico, poblado por una fauna y flora variopintas, descubriendo fenómenos insospechados.

La palabra “descubrimiento” se aplicó a la geografía antes de utilizarse en otras ciencias, y de su origen conserva la emoción por las singladuras, la inquietud de los mares ignotos, la pasión por viajar más allá del horizonte y el entusiasmo por las nuevas costas que alborean en la lejanía. En la antigüedad, Platón comparó al investigador con el navegante. Esa emoción viajera, arriesgada, fue la que el capitán Nemo transfirió al resto de la expedición a bordo del Nautilus. En esto, como en otras cosas, navego en su estela.

Para mí, la televisión se asemeja a ese mar del que hablaba Nemo en la novela de Julio Verne a la que alude esta bitácora:

– “El mar lo es todo. Cubre las siete décimas partes del globo. Su aire es puro y sano. Es una inmensidad de desierto en la que el hombre no está solo jamás, porque siente palpitar la vida cerca de sí. El mar es el vehículo de una existencia portentosa; es movimiento y amor; es el infinito viviente, como ha dicho uno de sus poetas. Y en efecto, la Naturaleza se manifiesta en él en sus tres reinos: mineral, vegetal y animal. El mar es el vasto receptáculo de la Naturaleza. Por el mar ha comenzado el globo, por así decirlo, ¡y quién sabe si acabará por él! En él está la suprema tranquilidad. El mar no pertenece a los tiranos. Aún les es dado ejercer derechos inicuos en la superficie, combatir, devorarse, transportar a ella todos los horrores terrestres; pero a treinta pies bajo sus aguas su poder cesa, su influencia se extingue, su dominio desaparece”.

La televisión también se convierte en un enorme desierto y en un océano fascinante, es “movimiento y amor”, y “un vasto receptáculo de la Naturaleza”. Ojalá conforme recorramos esa inmensidad televisiva, acabemos siendo más libres, porque como dice Nemo, la televisión, al igual que el mar, “no pertenece a los tiranos”.

Quiero que sepas que nuestro submarino está listo para emerger en cualquier parte del mundo. Una vez allí, sacaremos el periscopio y analizaremos las tendencias que marcan cómo está cambiando este medio. Entre la tripulación hay gente que merece la pena conocer: a bordo del Nautilus, en los momentos de calma, charlaremos con quienes más saben de la televisión y les invitaremos a que nos cuenten sus secretos. También te avanzo que la biblioteca del Nautilus está repleta de tesoros, e iremos reseñando las mejores publicaciones y sitios web sobre el mundo audiovisual.

Te confieso que poseo alguna experiencia en estos abismos audiovisuales. Soy periodista y doctor en Comunicación. Trabajé en la televisión local de Elche y en el Canal 13 de Los Ángeles. Fui guionista en la productora Euroview. He vivido en Dublín, donde cursé un Bachelor en Historia y Política, y en Nueva York, donde elaboré una tesis sobre los informativos de las cadenas ABC, CBS y NBC. Durante diez años impartí clases de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra.

He buceado en el mundo de los canales todo noticias y en la moda del infoentretenimiento televisivo, y junto a mi amigo el doctor Bienvenido León, destripamos la TV interactiva y las redacciones digitales. Ahora doy clase de Teoría de la Comunicación y de redacción periodística en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Estoy investigando acerca de la convergencia y participo en un proyecto que estudia la convergencia en los medios españoles.

Atesoro un buen número de pasiones inconfesables, tales como escribir microrrelatos que no suelen acabar bien, la música de Amaral, y el tenis sin aspavientos. Las demás ya las irás conociendo.

En fin, ya basta de cháchara; como te dije antes, odio las presentaciones. Espero contar contigo en esta travesía, los martes y jueves. Si quieres enviarme cualquier sugerencia o proponer un tema que te gustaría que tratáramos en esta bitácora, no tienes más que decírmelo.

Bienvenido a bordo.