Crece el infoentretenimiento y la autopromoción en los informativos

Rafael Díaz Arias es profesor titular de Información Audiovisual en la Universidad Complutense. Jurista y periodista, ha dedicado más de tres décadas al ejercicio del periodismo en televisión. Trabajó en TVE desde 1975 hasta 2007. Fue responsable de la Informatización de la redacción y jefe adjunto de Información Internacional de TVE. Enviado especial a Irlanda, los Balcanes y Europa del Este, Grecia y Naciones Unidas. Autor de documentales (En portada ) sobre la caída de Milosevic (La década perdida) y la ampliación de la UE (La Europa que viene). Editor de El Mundo en 24 Horas y De Sur a Norte. Ha publicado Periodismo en televisión. Entre el espectáculo y el testimonio de la realidad y puedes seguirle en su blog, Periodismo global: la otra mirada.

Díaz Arias analiza cómo han cambiado los informativos en las dos últimas décadas, desde la ruptura del monopolio informativo de TVE: “Antes de la competencia, la televisión pública era una sola voz, gubernamental, pero podía informar de temas que hoy son impensables, con una extensión y profundidad que no encontramos en la actualidad. Ahora predomina la espectacularización y el infoentretenimiento. Es un fenómeno universal. La televisión siempre ha sido mosaico pero las noticias que componen ese mosaico son cada vez más pequeñas, el discurso es cada vez más fragmentario. A mi modo de ver, el fenómeno más negativo es la progresiva invasión del infoentretenimiento. Otro aspecto negativo es lo autorreferencial. Hoy tenemos más autopromociones en los informativos. Si hay un acontecimiento por el cual apuesta una cadena, como puede ser las motos, la Eurocopa o el Festival de Eurovisión, los informativos promocionan con descaro esos acontecimientos. De antes de la irrupción de las privadas, habría que dejar fuera todo lo que suponía censura o manipulación gubernamental. Pero se podía informar con mayor profundidad que hoy día”.

Sobre las causas del infoentretenimiento, sostiene que “la primera razón es la pugna por la audiencia, ciertamente, pero no la única. Se ha producido un cambio social. No hay más que ver cómo en cualquier web siempre las noticias más visitadas pertenecen a la categoría del infoentretenimiento en la mayor parte de los casos. O lo que yo llamo ciberacontecimientos, es decir, un determinado icono con fuerza especial que se transmite de forma viral. No es solamente la lucha por la audiencia, sino algo más. La sociedad actual no quiere que el espejo le devuelva una imagen de sus miserias, de sus problemas, sino que desea una imagen más amable. Se detecta un cambio social porque a mucha gente no le interesa la investigación, al análisis, el contexto…”.

Este veterano periodista destaca el auge de lo que él llama la información “glocal”. Se trata de “una información local que por sus códigos, básicamente icónicos, tiene una difusión universal. Por ejemplo, el día de la marmota en Nueva Inglaterra, cuando unos señores con sombrero de copa dicen cómo va a ser el tiempo: lo dieron todas las televisiones. Otro ejemplo es la fiesta de Buñol, un fijo en todas las cadenas del mundo el día de la Tomatina (29 de agosto). Poseee una enorme fuerza icónica, son imágenes muy impactantes con atractivo universal. Lo malo no es que se den este tipo de noticias, sino que en la medida en que estás dando eso, no estás dando otras cosas, y además estás sobrevalorando, porque es raro que imágenes como la de la Tomatina no entren en titulares o en los sumarios del informativo. Los estudios muestran que la dieta de noticias de infoentretenimiento crece, en detrimento de la información internacional o económica”.

Díaz Arias considera que los informativos no se han convertido en un servicio de titulares, porque “tienen una potencia expresiva más allá. La que sí ha quedado reducida a un servicio de titulares es la radio. La potencia expresiva del medio reside sobre todo en el formato del vídeo editado. Desgraciadamente el vídeo editado está siendo sustituido por la información en directo, que tiene fuerza, aporta credibilidad y presencia, pero se abusa de ella. Estamos despreciando una herramienta expresiva tan importante como el vídeo editado y preferimos tener a un periodista entrando en directo para contar lo último, aunque no se haya producido ninguna novedad desde hace horas. Por ejemplo, en cualquier conflicto a miles de kilómetros de distancia, a la televisión le cuesta una barbaridad poner allí a una persona: dinero, esfuerzos personales y riesgos. Cuando llega allí, en vez de dedicarse a trabajar con su cámara y desplazarse al lugar donde está la información, le situamos en la terraza del hotel, entrando en directo cada media hora en un canal de 24 horas y cubriéndole con las imágenes y la información que llega de las agencias internacionales. Es decir, le damos la información desde la redacción porque aquel tipo no puede moverse del lugar donde está puesto, como una especie de fotomatón”.

La televisión muestra, da testimonio, pero según Díaz Arias, “no debe reducirse a meros titulares. Es lo que están haciendo los sitios web, apostar muy fuerte por las breaking news, las noticias de última hora que ofrecen titulares constantemente. Es algo que cansa, produce fatiga. Un estudio comisionado por la agencia Associated Press  concluye que la actualización constante, las noticias breves reducidas a titulares, crea como una adicción y al mismo tiempo una parálisis perceptiva y social, porque no conduce a ningún lado y nos cansa, nos produce la sensación de estar sobreinformados. Es necesario ofrecer información con mayor contexto y profundidad”.

Anuncios

4 Responses to Crece el infoentretenimiento y la autopromoción en los informativos

  1. ElgatoencerradoblogTv dice:

    Jajaja no exactamente…. ya no te acuerdas de la de ‘Un programa de viajes triunfa en una cadena privada’.Bueno, un fallo se perdona.Haber las demás.

  2. espectador cansado dice:

    No solo los informativos están llenos de promociones de programas, de cine, música, famoseo y demás, sino que la dosis de sucesos es una pasada y cansa cada vez más. La explotación del triste caso de Marta del Castillo ha sido vergonzosa.

  3. Juanma Negredo dice:

    Los telediarios son la voz de su amo: en el caso de TVE, el gobierno; de las privadas, Planeta, La pela, PRISOE y la Secta. y de las autonómicas, el gobierno de turno en cada región. Pena de noticias.

  4. sociedadencrisis dice:

    ¿La culpa? La tiene la sociedad; tenemos la culpa por demandar lo que nos entretiene, lo que nos divierte, y por acostumbrarnos a la miseria, el dolor y la angustia por los que estaban formadas todas las noticias. Lo que realmente eran noticias.

    Nos tapamos los ojos para no ver, los oídos para no escuchar, y la sensibilidad se nos está estropeando.
    Y la sensación que da si miramos hacia delante es que no parece haber marcha atrás.

    ¿Cómo conciencias a un público acostumbrado a la curiosidad de lo “no-real” a lo que realmente es noticia?

    En cuanto a lo de directo… se justifica con el buscar la última hora, para captar la atención del público y que parezca que hay novedades, cuando no las hay. Un ejemplo desde luego es el caso de Marta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: