En la era de la autoprogramación, tú mandas

Se trata de una escena cada vez más habitual: Jaime se va a la cama con su iPod vídeo, se pone los auriculares y se traga un episodio de Perdidos; mientras, a su lado, Laura ve la serie CSI en la TDT y en su cuarto, los niños disfrutan de una película descargada de internet. Crece el tráfico de programas en distintas plataformas, especialmente entre los menores de 30 años. Prefieren usar otros dispositivos además del televisor, dicen, “porque así tienen el control sobre lo que ven” y se sienten más libres frente a “la tiranía de los programadores”. El consumo individual de la televisión por internet (IPTV) dispara la demanda de los contenidos personalizados, a gusto del usuario, y confirma la era de la autoprogramación.

Los directivos de las cadenas en todo el mundo tratan de averiguar cuáles son las tendencias que triunfan cuando se reinventa la tecnología, los contenidos y el modelo de negocio. Buscan pistas sobre la revolución de los usuarios convertidos en  programadores, que simbólicamente comenzó con el lanzamiento del iPod vídeo: cada usuario elige el qué, cómo, dónde y cuándo quiere consumir sus programas favoritos.

Hace ocho años se anunció la muerte de la televisión. Sin embargo, la tele no muere: está constantemente reinventándose. En 2013 la televisión seguirá siendo la principal fuente de entretenimiento e información, con un consumo medio individual superior a los 200 minutos, aunque todavía más fragmentado. Sin embargo, dejará de ser el tótem mediático de la última década. Los dispositivos interactivos terminarán con la TV tal y como la conocemos, dando paso a lo que Carlos Scolari ha bautizado como hipertelevisión, con un nuevo tipo de usuario/espectador “experto en textualidades fragmentadas, con gran capacidad de adaptación a los entornos interactivos”.

La combinación de banda ancha,  aplicaciones interactivas y telefonía 3G permite al usuario elaborar una televisión “a la carta”, frente a los espacios programados por las cadenas generalistas. La popularidad de You Tube muestra cómo los internautas están generando espontáneamente sus gramáticas de producción y consumo audiovisual, en un servicio que supera los 100 millones de vídeos visionados al día. También se encauzan en esa tendencia los nuevos formatos audiovisuales con los que experimentan empresas como Yahoo, que emite cuatro canales de Current TV, y Apple, que vendió 125.00 películas durante la primera semana del lanzamiento del iTunes Store.

 

Según Vinton Cerf, uno de los científicos que hace treinta años creó internet, la televisión atraviesa un momento crítico similar al de la industria musical con la llegada del reproductor MP3: “Va a seguir necesitándose la televisión para ciertas cosas, como las noticias y los acontecimientos deportivos, pero cada vez más va a suceder como con el iPod, donde uno puede descargarse el contenido para visionarlo más tarde”, explica Cerf. “Estamos empezando ya a ver la forma de mezclar y combinar contenidos… Imagínese la posibilidad de hacer una pausa en un programa de televisión y utilizar el ratón para hacer clic en cualquiera de los diferentes elementos que aparecen en la pantalla y averiguar más cosas al respecto”, afirma Cerf.

La convergencia entre televisión y ordenador todavía queda lejos, a pesar del aumento de penetración de la IPTV, de los nuevos gadgets y de la implantación de la TDT, más fundada en la recepción tradicional que en las posibilidades interactivas de esa plataforma. Y la televisión en el móvil es todavía incipiente. Tres de cada diez internautas usuarios de 3G han visto algún contenido en su móvil. Pero la experiencia se limita a los tecnófilos y la calidad aún deja mucho que desear.

En la hipertelevisión, basada en pantallas múltiples y redes interconectadas, la interactividad supera los límites actuales y los espectadores se comunican entre sí. Si hasta ahora la producción colectiva de contenidos online, sobre todo en blogs, wikis y listas de distribución, sigue creciendo, en la hipertelevisión alcanzará otras dimensiones. Algunos operadores, como la BBC, ya están apostando por las aplicaciones Web 2.0 para la producción de formatos innovadores. Otros, como la MTV, prefieren experimentar con juegos y clips interactivos. Aunque no haya fórmulas mágicas para el cambio, la televisión del futuro será cualquier cosa menos una caja tonta y no estará sólo en la sala de estar.

***********

El Nautilus avanza en la blogosfera gracias al aliento inestimable de marineros experimentados, como el capitán Orihuela, Jose Luís y Sintomático, y a los ánimos de grandes amigos (Paco, Carolina, J. , Allendegui, Bea, Pep y tantos otros). Desde la sala de telecomunicaciones me dicen que los telégrafos echan humo, con mensajes de bienvenida, críticas y propuestas de navegantes como tú. Esperamos no defraudarte cuando te acerques a nuestra estela.

Hasta pronto.

 

Anuncios

13 Responses to En la era de la autoprogramación, tú mandas

  1. Eurogaceta dice:

    También resulta interesante para el perfil de telespectador del que estás hablando iniciativas como el vídeo-club de ONO donde se pueden encontrar productos gratuitos de sumo interés… otra manera de programación a la carta
    Saludos y enhorabuena por este Nautilus que llegará lejos

  2. Sintomatico dice:

    Sí cuando más autoprogramemos, mejor, porque las grandes cadenas generalistas siguen compitiendo con los mismos formatos en las misas franjas horarias. Aburrimiento. Sólo se salvan algunas series de producción norteamericana y algún que otro programa de entretenimiento más fresco. Lo demás, es siempre lo mismo.

  3. Teleapasionada dice:

    Llevo mucho tiempo escuchando a gente que habla de la muerte de la TV, pero el aparatito sigue más vivo que nunca… De acuerdo, cambia el consumo: ya no la vemos en familia, y a través de cualquier pantalla, pero a la tele le queda larga vida, aunque algunos nos la llenen de basurilla…

  4. Musho dice:

    No me lo puedo creer!!!
    Comparto totalmente la idea, de hecho creo que aunque en España nunca se haya impuesto una tecnología parecida al Tivo americano, cada vez hay más espectadores que con un disco duro grabador se diseñan su programación ideal. Yo para estas Navidades quiero pedir un Mac Mini en el que poder grabar y archivar todo lo que quiero ver pero nunca tengo tiempo.
    Un pregunta capitán ¿Por qué el público en sus casas monta las mejores salas de cine posible, con pantallas de 42 pulgadas y home cinema, si luego compran subproductos pirata?

  5. alberto_nahum dice:

    Umm, muy interesante la paradoja de la televisión actual: ¡la tv ya no se ve en la tv!

  6. Lorena Escandell dice:

    Bienvenido, maestro Avilés. Seguiremos aprendiendo de ti a través de este medio. ¡Suerte! Bon voyage

  7. Victoria M.Q. dice:

    La propuesta del análisis de los medios me parece de lo más interesante. Enhorabuena de antenamano!!
    El tema de la autoprogramación y del poder que empezamos a tener, a tenor (y valga la redundancia) de la “super oferta televisiva”, es ya un hecho donde los telespectadores empezamos a sentirnos cada vez más cómodos.
    No obstante mi comentario va por los derroteros de las cadenas secundarias, como siempre fue la dos de televisión española y hoy lo son la dos de telecinco o antena, tres; y las nuevas televisiones, como Cuatro o la Sexta donde vemos una oferta televisiva más orientada a informar que a entretener. Y para aquellos que estamos hartos de que nos traten con tanta simpleza, esto es un alivio.

  8. Anderiza dice:

    Estimado Nemo, me interesaron mucho las reflexiones de Enrique Dans sobre el caso de Telecinco contra Youtube. ¿Cómo crees que deberían relacionarse las cadenas de televisión con youtubes y demás novedades?

    http://www.enriquedans.com/2008/08/mis-impresiones-del-caso-telecinco-contra-youtube.html

  9. Rubén Montes dice:

    Muy buenas Capitán Nemo, navegando por estos lares me he encontrado con esta nueva expedición que lleva a cabo en la blogosfera y cuán ha sido mi asombro al descubrir que ese capitán que inicia su viaje en el océano audiovisual ha sido mi profesor de TCI en este pasado curso de periodismo en la UMH.

    ¡Mucha suerte en esta nueva andadura que comienzas!

    A partir de ahora, capitán, tiene un polizón a bordo de El Nautilus para seguirlo en su particular odisea televisiva.

    ¡Saludos!

  10. Florence Nightingale dice:

    Creo que esa libertad para poder escoger qué programas ver, dónde, cuándo y cómo es maravilloso. Ser nosotros capaces de autoprogramar y no estar supeditados a los programas repetitivos con los que nos bombardean las cadenas generalistas es un privilegio. Pero qué porcentaje de la sociedad española tiene acceso a este tipo de tecnología. Creo que le queda mucha vida a la televisión y espero que no muera, aunque si que mejore su salud, mejorando los contenidos, sobre todo para que aquellos que no tienen acceso a estas nuevas formas de información.
    Por ultimo, comentar esa escena que describes al principio,( Jaime se va a la cama con su iPod vídeo, se pone los auriculares y se traga un episodio de Perdidos; mientras, a su lado, Laura ve la serie CSI en la TDT y en su cuarto, los niños disfrutan de una película descargada de Internet). Creo esta nueva forma de consumir contenidos es un problema para la estabilidad y los lazos familiares a mi me encantaba sentarme a ver la TV en el sofá de mi casa, mi padre ejerciendo su poder sobre el mando y todos juntos.

  11. journalistproject.blogspot.com dice:

    Nos volvemos a encontrar. Me parece interesante el tema del ‘menú a la carta’. Es cierto que las televisiones generalistas aún tienen y tendrán su mercado. Pero es curiosa la apuesta que por ejemplo TVE ha hecho con la visión de contenidos en su web, que a veces compite con la 1 -como en la apertura de los últimos JJ.OO.-

    Una cuestión que me interesa es qué papel juegan los informativos en la televisión tradicional. Qué futuro tienen como espacios de media hora rodeados de entretenimiento. Creo que los canales temáticos de noticias ya abrieron la veda a la información a la carta. Ver noticias no a las 15h o a las 21 h, sino en cualquier momento del día. Ahora las webs de información incluyen vídeo y tb se producen informativos para Internet. ¿Qué será de nosotros?

    Si no te importa, me subo al submarino
    X

  12. elnautilus dice:

    Gracias a todos y cada uno por vuestros comentarios tan enjundiosos. El Nautilus sería un artefacto desolado sin vosotros, sin vuestras señales de humo que enriquecen esta travesía. Musho, en el submarino también tengo un “home cinema”, junto a la biblioteca, y no sería capaz de ver un DVD pirateado en esta sala. Anderiza, coincido básicamente con Dans: el caso revela que esos directivos no entienden la ecología mediática del siglo XXI. Y X, los informativos en la era del show business, salvo raras excepciones, son más espectáculo y entretenimiento que otra cosa… Postman dixit, como bien sabes.

  13. allendegui dice:

    Aqui te seguimos al rebufo del Nautilus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: